Urgencias, risas y ancianos

Nos avisan por la clásica dificultad respiratoria de la madrugada. Sus hijos nunca llegaron. Y unos muñecos de peluche son su compañía. Él sentado en un sillón, mal regalo de un ictus. Ella con...